Destacadas películas que formaron parte de la cartelera del 2018 darán inicio a la programación de 13 títulos que se proyectarán en las salas de la Cineteca Nacional de Chile durante el mes de febrero. Una nueva oportunidad para poder verlas en la pantalla grande.

Todo comenzará el 1 de febrero con la exhibición de tres documentales: Venían a buscarme, El patio y Ya no basta con marchar. El primero es un conmovedor trabajo de Álvaro de la Barra, en el que el realizador reconstruye la historia de sus padres asesinados en dictadura y, a través de ellos, su propia identidad. El segundo está dirigido por Elvira Díaz y gira en torno a unos sepultureros del Cementerio General que viven con las heridas de enterrar en secreto a cientos de personas sin identificar en 1973. Y el tercero, de Hernán Saavedra, nos remonta hasta 2011, retratando las manifestaciones de diversa índole que surgieron el año en que estalló el conflicto de la educación pública.

Continuando con el cine chileno, el día 8 de febrero llegan otras dos cintas: Petit Frère, de Roberto Collío y Rodrigo Robledo, un documental centrado en el relato de un inmigrante haitiano que observa y plasma noticias de interés para sus compatriotas a través de un boletín impreso; y En tránsito, dirigida por Constanza Gallardo, sobre cuatro personas transexuales que deambulan mientras cuentan sus experiencias de vida.

Desde el 10 de febrero la Cineteca Nacional exhibirá La telenovela errante, obra póstuma de Raúl Ruiz, finalizada el 2017 por Valeria Sarmiento. La película, rodada a inicios de los años 90, gira en torno al folletín de televisión, donde la base es la presunción de que la realidad chilena no existe, sino que más bien es un conjunto de teleseries.

Otro destacado es Il siciliano, documental de Carolina Adriazola, José Luis Sepúlveda y Claudio Pizarro, que se proyectará a partir del 11 del mismo mes. La historia gira en torno a un viejo inmigrante italiano, Juan Carlos Avatte, dueño de una tienda de pelucas, que realiza fiestas interminables para demostrar que aún se mantiene vigente desde su apogeo en dictadura.

Este imperdible panorama continúa con Y de pronto el amanecer, desde el 18 de febrero, último largometraje de Silvio Caiozzi. El relato está centrado en Pancho Veloso, escritor que vuelve a su pueblo natal de la Patagonia después de más de 40 años, para crear por primera vez una novela y convertirse en un artista de verdad. Además, la Cineteca proyectará el documental Tierra sola, dirigido por Tiziana Panizza y centrado en la cárcel de Isla de Pascua, que no tiene ni paredes ni torre de vigilancia, en la que podría ser la única cárcel del mundo que se maneja con las puertas abiertas. A la vez, la cinta se adentra en cómo el mismo cine ha ido construyendo una imagen de la Isla.

A partir del mismo día 18 se mostrará Dry Martina, el último filme de Che Sandoval, donde una ruptura amorosa, un contacto inesperado y un viaje a Chile, pone a Martina (una confundida cantante argentina) en un redescubrimiento sexual, profesional y familiar. Por último, desde el 18 de febrero regresa la alabada película La casa lobo (animada con la técnica stop motion y a cargo de Joaquín Cociña y Cristóbal León), que cuenta la historia de una joven que se refugia en una casa en el sur de Chile después de escapar de una colonia alemana.

Las dos últimas películas del ciclo Cine Chileno 2018 se exhibirán desde el 25 de febrero. Los perros, de Marcela Said, cuenta la historia de Mariana, una mujer perteneciente a la burguesía chilena que toma clases de equitación con Juan, un ex coronel de ejército que participó en crímenes durante la dictadura. Finalmente Último año, de Viviana Corvalán y Francisco Espinoza, es un documental que gira en torno a un grupo de amigos sordos que se prepara para enfrentar su más grande miedo: asistir a un colegio de oyentes.

Todas las funciones de Cine Chileno 2018 tendrán un valor de $3.000 público general y $2.000 estudiantes, tercera edad y convenios.

Otros imperdibles en la Cineteca Nacional

Del 1 al 9 de febrero comienza el Ciclo Cine 50 años, centrado en verdaderos clásicos de la historia del cine que en 2018 cumplieron medio siglo. Este ciclo incluye películas de diversos géneros y latitudes como La fiesta inolvidable (Blake Edwards), 2001: odisea del espacio (Stanley Kubrick), Besos robados (François Truffaut), Teorema (Pier Paolo Pasolini), La noche de los muertos vivientes (George Romero), El submarino amarillo (George Dunning, filme animado basado en la música de The Beatles), El bebé de Rosemary (Roman Polanski) y Tres tristes tigres (la versión restaurada del primer largometraje de Raúl Ruiz). Todas las funciones serán a las 20:15 horas en la Sala de cine de la Cineteca Nacional, ubicada en el Centro Cultural La Moneda. La entrada para este ciclo es liberada.
Finalmente, en conjunto con Gestionarte (Fundación de Actores de Chile), vuelve el Ciclo de Cine Inclusivo con películas con lengua de señas, subtítulos y audiodescripción. En esta ocasión, la película que se exhibirá es Gloria (110 min, 2013, ficción), cinta del reciente homenajeado por la Cineteca Nacional, Sebastián Lelio. Las funciones serán desde del 1 al 24 de febrero (viernes a domingo). El horario es a las 17:00 hrs, en el Microcine de la Cineteca. Entrada liberada.