Según reportes de variados usuarios, al realizar la actualización Windows 10 October 2018 Update, Version 1809 (retirada hace apenas unos días), se “borraban” archivos personales de los mismos, resultando en la pausa indefinida de la esperada actualización del sistema operativo. Aunque la razón mencionada por Microsoft fue esta, existen ciertos problemas aún entre quienes instalaron la actualización, entre ellos existen:
– Algunas aplicaciones del sistema (Incluyendo Microsoft Edge) no se conectan a Internet.
– Problemas con ciertos controladores de Intel (principalmente el de audio, que causa inestabilidad en el uso del procesador)
– Falta de aplicaciones en el sistema

Si bien anteriormente existieron problemas al momento de publicar actualizaciones por parte de Microsoft, destaca que en este caso se perdieran archivos personales de los usuarios, en los cuáles se encuentra una persona dice haber perdido más de 220GB de datos de su computadora tras realizada la actualización.